Sistemas de gestión de calidad: qué son y cómo se implementan.
20/01/2020 - Por: - En: ISO - No hay comentarios

INTRODUCCIÓN

Según define la ISO 9000:2015, un “Sistema de Gestión de la Calidad comprende las actividades mediante las que la organización identifica sus objetivos y determina los procesos y recursos requeridos para lograr los resultados deseados.”

Los Sistemas de Gestión de la Calidad son utilizados por las organizaciones para asegurar que se proporcionan productos y servicios que satisfacen los requisitos de sus clientes, así como los legales y reglamentarios aplicables. Además, se pretende que estos productos y/o servicios se realicen de la manera más eficaz y eficiente posible, y se aumente la satisfacción del cliente y/o usuario.

 

TIPOS DE NORMAS 9000

Las normas ISO 9000 son un conjunto de normativas establecidas por la Organización Internacional de Normalización (ISO) asociadas al control y gestión de la calidad.

Las normas incluidas dentro de la familia 9000 son:

  • ISO 9000. Sistemas de Gestión de la Calidad. Fundamentos y Vocabulario. Proporciona los conceptos fundamentales, los principios y el vocabulario para los sistemas de gestión de la calidad,
  • ISO 9001. Sistemas de Gestión de la Calidad. Requisitos. Establece los requisitos mínimos que debe cumplir un Sistema de Gestión de la Calidad. es la una norma 9000 que puede ser certificada.
  • ISO 9004. Sistemas de Gestión de la Calidad. Directrices para la Mejora del desempeño. Proporciona orientación para perseguir la Mejora Continua del Sistema de Gestión de la Calidad

 

DISEÑO E IMPLANTACIÓN DE UN SISTEMA DE GESTIÓN

El diseño de un Sistema de Gestión de la Calidad debe ser un traje hecho a medida para cada cliente, ya que cada uno de ellos parte de un contexto diferente y tiene que atender unos requisitos y necesidades específicas.

La implementación operativa de un Sistema de Gestión de la Calidad debe adaptarse también a las necesidades y capacidades de la organización en cuanto a su definición, desarrollo y aplicación. No obstante, podemos definir unos pasos generales:

  1. Diagnóstico previo. Evaluación de la gestión cotidiana de la organización para comprobar en qué medida se ajusta a los requisitos establecidos por la ISO 9001.
  2. Planificación del proyecto. Definición los procesos de la organización y la estructura que tendrá el Sistema de Gestión. Elaboramos la política interna y los objetivos de la organización. En este punto, y teniendo en cuenta el diagnóstico de la organización, establecemos el periodo para implementación del Sistema y una planificación detallada.
  3. Formación. La formación de todo el personal de la organización es fundamental para que la implementación del Sistema se realice de forma adecuada. En un Sistema de Gestión el personal de todos los niveles debe colaborar y participar, y ser consciente de la importancia de su desempeño para la consecución de los resultados esperados.
  4. Elaboración/creación documentos y registros. Documentar las tareas y actividades que se llevan a cabo en la organización, describir la operativa de los procesos, las responsabilidades, los recursos necesarios y las entradas y salidas de cada operación, incluidos los resultados esperados. La norma ISO 9001 establece la información documentada que la organización debe mantener para la operación de sus procesos. Esta información requerida por la norma puede complementarse con aquella que la organización considere necesaria para un mejor desempeño y control de sus procesos.
  5. Implantación operativa del sistema. De manera paralela a lo descrito en los puntos tres y cuatro , se aplican las disposiciones descritas para cada proceso en la documentación del sistema para la adecuada operación de los procesos.

Los procesos que conformarían un sistema de gestión de la calidad podrían ser:

  • Procesos de planificación del sistema
  • Procesos de gestión de recursos humanos
  • Procesos de gestión de infraestructuras, maquinaria y/o equipos
  • Procesos de planificación y control de operaciones de producción y/o prestación de servicios
  • Procesos externos, compras y subcontrataciones
  • Procesos de control de salidas no conformes
  • Procesos de evaluación del desempeño y mejora

Para controlar la correcta operación de estos procesos, debe determinarse:

  • qué necesita seguimiento y medición,
  • los métodos de seguimiento, medición, análisis y evaluación necesarios,
  • con qué frecuencia se deben llevar a cabo el seguimiento y la medición,
  • cuando se deben analizar y evaluar los resultados del seguimiento y la medición.

La organización deberá conservar la información documentada apropiada como evidencia de los resultados de este seguimiento, medición, análisis y evaluación del desempeño y de la eficacia del sistema de gestión de la calidad.

  1. Auditoría interna. Analizar la concordancia entre los requisitos de la ISO 9001, la documentación elaborada y la ejecución de los procesos para determinar si se mantiene e implementa eficazmente es una de las herramientas para la evaluación de la eficacia del sistema de gestión de la calidad. Permite detectar áreas de mejora para el Sistema de Gestión de la Calidad. (Ver más sobre las Auditorías Internas aquí)
  2. Revisión por la dirección y Mejora. La dirección debe revisar el Sistema de Gestión de la Calidad de la organización con una periodicidad planificada para asegurarse de su eficacia y alienación con la estrategia de la empresa.

La revisión debe planificarse y debe incluir consideración sobre:

  • El estado de las acciones de las revisiones por la dirección previas
  • Los cambios en las cuestiones internas o externas que son pertinentes al Sistema de Gestión de la Calidad
  • La información sobre el desempeño y la eficiencia del Sistema de Gestión de la Calidad, incluyendo las tendencias relativas a:
    • La satisfacción del cliente y de las partes interesadas.
    • El grado en el que se han conseguido los objetivos de la calidad
    • El desempeño de todos los procesos y la conformidad de los productos
    • Las no conformidades y las acciones correctivas
    • Los resultados del seguimiento y la medición
    • Los resultados de las auditorías
    • El desempeño de los proveedores externos
  • La adecuación de los recursos
  • La eficacia de las acciones tomadas para abordar los riesgos y las oportunidades.
  • Las oportunidades de mejora.

Considerando los resultados del análisis y la evaluación, así como las salidas de la revisión por la dirección (oportunidades de mejora, necesidades de cambios y necesidades de recursos), la organización podrá determinar si hay necesidades u oportunidades que puedan abordarse para lograr la mejora continua.

Sinergias Empresariales te puede ayudar a realizar la implementación de tu sistema de gestión, garantizando el máximo aprovechamiento del tiempo y de los recursos disponibles.

 

Clara Bonifacio

Consultora de Sinergias Empresariales

Dejar un comentario