Normas ISO 9001
Normas ISO 9001: ¿qué son y por qué son tan necesarias?
03/03/2020 - Por: - En: ISO - No hay comentarios

La norma internacional ISO 9001 tiene como objetivo mejorar la calidad en una organización a través de un sistema de gestión de la calidad (SGC). Con este sistema, la empresa puede demostrar su capacidad para satisfacer las demandas del cliente y, además, acreditarla. Es todo un referente a nivel mundial, y se aplica a organizaciones de todo tipo, actividad, sector y tamaño. A día de hoy, la ISO 9001 es el modelo más común en las relaciones nacionales e internacionales entre cliente y proveedor, al que se han acogido más de un millón de empresas de más de 170 países.

El cliente, en el centro

El contenido de las normas ISO 9001 se enfoca en el cliente, porque promueve una mejora continua de los productos y servicios, lo que redunda en su satisfacción. En el año 2000 se revisó e introdujo un cambio muy significativo: su objetivo pasó de ser el certificar la calidad, a la gestión de la calidad en la organización. En las posteriores actualizaciones se prestó atención a la eficiencia, así como la consideración de los riesgos asociados al entorno en el que las empresas desarrollan su actividad y la implicación de la dirección.

Es decir, la ISO 9001 se dirige a promover la mejora continua y la gestión de los procesos, con un enfoque claro hacia la satisfacción de los clientes. De esta manera, con este conjunto de normas, las empresas deberán definir y gestionar aquellos procesos que consigan que sus productos y servicios cumplen con las exigencias del cliente. De ahí que cobren especial relevancia en el caso de las pymes, porque con ella demuestran cuál es su capacidad para cubrir las expectativas del mercado.

Una ventaja competitiva

Es el único estándar en la familia que puede certificarse. Y, aunque la certificación no es imprescindible, favorece la diferenciación frente a la competencia. En resumen, adoptar la ISO 9001 aporta estos beneficios:

  • Mejora continua de la organización.
  • Eficiencia y estandarización de procesos, lo que supone una mejora de costes.
  • Aumento de la satisfacción de los clientes.
  • Certificación de la calidad del producto o servicio a terceros.
  • Refuerzo de la imagen de marca.
  • Fortalecimiento de la estructura empresarial y mejor posición ante cambios internos y externos.
  • Acceso a un mercado internacional.
  • Mejora de la comunicación interna y la satisfacción del equipo.

Además, según la propia International Organization for Standardization (ISO), adoptar la ISO 9001 contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 1 (fin de la pobreza), 9 (industria, innovación e infraestructuras), 12 (producción y consumo responsables) y 14 (vida submarina).

La norma ISO 9001:2015, la última actualización, es mucho menos prescriptiva y más sencilla de aplicar que las anteriores. Así, lo relevante es el cumplimiento de los requisitos obligatorios de la norma, permitiendo el uso de las herramientas más adecuadas en función del tipo de producto, servicio o cliente.

Para saber si tu organización necesita adoptar la ISO 9001 es recomendable realizar una auditoría interna que determine la calidad del sistema de gestión actual. En Sinergias Empresariales podemos ayudarte con esta tarea, así como con la implantación de la norma y su mantenimiento, para lograr de este modo la mejora continua en tu organización.

Dejar un comentario